Dentro de la fe y de algunas religiones, el hijo de Dios debe volver. ¿estamos preparados para semajante acontencimmiento? ¿que pasaría hoy si el mesias vuelve?

En medio del pasillo vacío, se sintió el eco de las rejas abriéndose, luego del chillido eléctrico. Pasosacelerados en el piso recién encerado, acompañados de piernas arrastrándose en el suelo, de un cuerpo vencido que como podía se resistía a donde lo estaban llevando.

Alfredo de treinta años pedía a gritos, imploraba que no lo encerraran, pero los dos enfermeros, decarácter frío hacían oídos sordos a sus reclamos.Llegaron al cuarto, una celda con puerta ciega. Loarrojaron como un costal. Cayó desparramado en el suelo y cuando trató de reponerse, era demasiadotarde, se escuchó las llaves en el cerrojo.

-Por favor, déjenme salir –seguía suplicando en vano, mientras golpeaba a puño cerrados en la puerta casi sollozando –están cometiendo un error. Es difícil de creer. ¡No estoy loco! Soy realmente el hijo de Dios. Se que es difícil, los entiendo y los perdono. Hay mucha gente que me necesita allí afuera…

Ver la entrada original 853 palabras más